Por tercera oportunidad consecutiva, el Barcelona de Lionel Messi se adueño del derby español y retomó la cima de la Liga . Fue parejo, fue reñido y tuvo el marco que merecía semejante encuentro fuera de categoría, en el que solo Ibrahimovic pudo quebrar en el resultado. Leo Messi finalmente fue titular y fue uno de los mejores hombres blaugranas y la pieza ofensiva más punzante, a tal punto que hizo amonestar a  media defensa rival y rara vez le encontraron la vuelta para poder frenarlo sin falta. Una brillante actuación que no pudo decorar con un gol, cuando Casillas le tapó lo que hubiera sido el 2-0.

Iker me adivinó la intención pero finalmente logramos tres puntos muy importantes. Hemos jugado contra un rival grande y nos costó, ellos también juegan. Hemos estado apresurados en el primer tiempo. En el segundo todo cambió pero luego llegó la expulsión y cambió todo. Pero se ganó el partido…”

Tuvimos la mala suerte de quedarnos con diez y a partir de ahí tuvimos que correr más de lo habitual para ganar”

Los médicos me dijeron que estaba para jugar, después me preguntó el míster y le dije que quería jugar. Lo importante es que el equipo ha ganado y lo ha hecho jugando bien”