Los millones desorbitantes, sean de capital ruso, de medio oriente o de Florentino Pérez, no podrán sacar a Lionel Messi del Barcelona, por más ceros que firmen. Porque, además de profesar su amor por el club, el astro también rubricó su firma en el nuevo contrato que lo une a la institución catalana, que lo tiene desde los 13 años como si fuera su hogar, hasta el 2016, prorrogando el que expiraba en 2014 y extendiendo su cláusula de rescisión a los 250 millones de euros. Hay Messi para rato, en un principio, hasta que tenga 29 años.

La firma tuvo como testigos a su hermano Rodrigo, Joan Laporta, presidente del Barça, los vicepresidentes Rafael Yuste y Joan Boix, el secretario técnico, Txiki Begiristain, y el director de fútbol, Raül Sanllehí. Pasará a ganar unos 11 millones de euros, que pueden variar de acuerdo al cumplimiento de distintos objetivos pautados por temporada. Así, recupera el lugar como el mejor pago del club, que le había quitado Ibrahimovic con su llegada al equipo.

“Me gustaría hacer toda mi carrera aquí, para terminar en el Barcelona, si es posible y con tranquilidad” expresó un feliz Lionel. Y agregó: “Me siento uno más de un grupo espectacular de jugadores donde hay un equipo muy bonito, muy unido y en el que me siento como uno más para seguir ganando cosas”.

Laporta, eufórico por la renovación de Leo, aseguró que “no se puede entender, en estos momentos, el Barça sin un jugador de la calidad de Leo Messi. Y el Barça se entiende con Messi” y que espera “se retire en Can Barça”. Guardiola también se puso feliz al enterarse que uno de sus hombres franquicia había extendido su vínculo: “Es una inmensa noticia la renovación de Messi, como también lo fue cuando lo hicieron Víctor Valdés y Xavi. La gente va al fútbol a ver a los mejores y estos lo son”.

Messi ama al Barcelona, el club que lo contuvo y le posibilitó realizar su tratamiento para el crecimiento, cuando en su Newell´s natal -en aquel entonces manejado por el infame Eduardo López- le dijeron que no era posible. Y el Barcelona lo ama a él, un jugador fiel e incondicional que ha ganado casi todo lo que tuvo al alcance. Por eso firmó seis contratos distintos, porque lo quieren a gusto y él quiere permanecer en su casa. Y que vengan muchos títulos más.

Como premio y reconocimiento a una temporada sublime, el Barcelona tendría pensado mimar a Lionel Messi con un nuevo aumento en su ficha anual de 8.400.000 de euros, que implicaría el cumplimiento de objetivos señalados y el 60 por ciento de sus participaciones en la temporada. De concretarse, llegaría a ganar un 30 por ciento más, es decir, unos 10.920.000 millones de euros por año, cifra que lo ubica en el top tres de los mejores pagados del mundo.

La revisión no modificaría el vencimiento del actual vínculo, el 30 de junio del 2014, y tampoco tocaría la cláusula de rescisión de 150 millones de euros. Nada tiene que ver el interés de Florentino Pérez en verlo jugar en el Real Madrid, dado a que es conocido el amor del rosarino por el Barcelona y su fidelidad jurada al club que lo ayudó a formarse como futbolista. Por las dudas, Laporta se encargó de asegurar que “no habrá un nuevo caso Figo”. No hace falta la aclaración, el deseo de Messi es claro y está cansado de repetirlo: no tiene intención de traicionar la confianza del Barcelona.

Lionel Messi no lo podió, su padre y representante, Jorge, tampoco tiró la idea. Sin embargo, por propio deseo, el Barcelona quiere mimarlo por estar atravesando uno de sus mejores momentos y por haberse cargado el equipo al hombro, luego de las salidas de Ronaldinho y Deco, y por eso piensan volver aumentarle el salario para convertirlo en el futbolista mejor pago del mundo, junto a Kaká y Cristiano Ronaldo.

Es que en el Barça quieren hacerlo sentir como lo que es, el mejor del mundo, y que pueda disfrutar y estar plenamente cómodo en el club catalán, que, a esta altura, es como su casa. La hinchada lo ama, sus compañeros y otras figuras lo elogian. Por eso, Laporta se prepara para ofrecerle una mejora salarial que pasará de los 8,4 millones que cobra actualmente a los 10 millones de euros. libres de impuestos. “Hay jugadores que no son tan buenos como Messi y cobran más”, afirmó Txiki Beguiristain.

La mejora sustancial no tocará la duración del actual vínculo, firmado el año pasado, que, en principio, termina en el 2014. Tampoco se verá modificada su cláusula de salida de 150 millones de euros. Todo esto se realizará cuando finalice la actual temporada, para que el jugador esté centrado en las tres competencias (Champions League, Liga y Copa del Rey) por las que lucha el Barcelona.

Más allá de las palabras fieles de Leo, de esta forma, se le enviará un claro mensaje al millonario propietario del Manchester City: olvídese de Lionel Messi.

Con la noticia de la caída de la presidencia del Real Madrid, las elecciones futuras y los potenciales candidatos para ser presidente del equipo merengue, comenzó a circular el rumor de que Florentino Pérez, ex mandatario blanco caracterizado por sus galácticos fichajes, consideraría usar a Lionel Messi como baza electoral, como en su día lo hizo con Luis Figo, a quien terminó llevándose al Madrid, mediante la cláusula de rescisión.

“No habrá otro caso Figo, por unos cuantos años no permitiré que Leo se vaya del Barcelona”, afirmó el presidente Laporta, quien ya prepara un blindaje superior para su crack argentino.

“Yo no sé quién será el nuevo presidente del Madrid, ni siquiera si tendrá 150 millones (la cláusula de rescisión del argentino), o si Leo se querrá ir. En ese sentido, sólo me preocupa que Messi esté contento”, comentó Pep Guardiola, siempre priorizando la parte humana del jugador.

“¡Hostia! ¡No jodamos! No lo creo, Leo está muy bien aquí, donde es el mejor futbolista del mundo. Creo que aquí todo el mundo es inteligente: directiva, futbolista y técnicos y, entre todos, debemos cuidarle al máximo para que se quede”, mencionó su compañero Xavi, quien no cree que haya posibilidades de tal cambio.

Teniendo en cuenta el compromiso profundo que Leo Messi tiene con el club blaugrana, el amor incondicional y el agradecimiento que guarda para con el Barcelona, parece imposible que pase de la cumbre con su actual equipo al eterno conjunto rival.

El Manchester City está dipuesto a poner más de 150 millones de euros por Kaká, jugador del Milan. Por esta razón, Sir Alex Ferguson, prestigioso entrenador del Manchester United, soltó: “Si Kaká vale casi 100 millones, ¿cuánto costaría Messi?”.

Teniendo en cuenta que el Barcelona está deslumbrando y quebrando récords de la mano de Lionel Messi, como el de los 50 puntos que alcanzó en la primera vuelta de la Liga española, o el registro goleador del mismo Leo, quien ya lleva 21 conversiones en la temporada actual, ¿cuánto pagarías por sacar a Lionel Messi del Barcelona?

Por las dudas, Laporta y compañía ya están pensando en subirle el salario de 8 millones de euros y aumentar su cláusula de salida en unos 200 millones de euros, para que cualquier jeque árabe que intente llevárselo se lo piense dos veces antes de realizar una oferta.

Cerrar
Enviar por Correo