YouTube Preview Image

En el amistoso frente a España, Lionel pudo marcar el 1-1 parcial de lo que terminó siendo una caída argentina por 2-1, en el Vicente Calderón.

  • Rival: España
  • Detalles: Amistoso internacional

Continuar leyendo »

El regreso de Lionel Messi a Barcelona, tras la frustrante jornada de Eliminatorias con la Selección Argentina, estuvo signado por la tristeza. Volvió con angustia y congoja reflejadas en su rostro. Llegó al aeropueto y no quiso hablar con nadie, sino marcharse directo sin abrir la boca y con cara de pocos amigos. “La está pasando muy mal”, dijo su compatriota Pareja, que viajó con él y pudo palpar de cerca la depresión de La Pulga.

Messi la está pasando fatal, pero igualmente va a estar mañana frente al Getafe, aunque sea entre los suplentes, según confirmo Guardiola. Estaba tan mal anímicamente, que incluso se llegó a decir que el técnico le daría el fin de semana libre para que se repusiera. “Leo es muy fuerte, tiene mucha fortaleza mental y seguirá insistiendo. Volverá, el fútbol da muchas oportunidades, no descartéis que en futuro lleve a la selección argentina a conseguir el campeonato”, expresó Pep.

No es para menos el sentimiento por el que transita Lionel. Esperaba con muchas ansias poder ser la figura que Maradona quiere que sea en la Selección Argentina, soñaba con tener ese partido que todos los argentinos lo obligan a firmar. Encima hay algunos bocazas que se atreven a decir que Messi no tiene ganas de ponerse la camiseta albiceleste. Pidió perderse el debut del Barcelona, su club, el que le paga los millones que gana, para poder estar totalmente concentrado en su país, de cara al vital encuentro que se perdió con Brasil. Pero hablar es gratis y la moda en Argentina es centrar las culpas en Heinze y Messi. Incluso, el periodismo argentino (tan panqueque como siempre) se pregunta si en realidad es tan bueno como dicen. Qué podrá saber la FIFA y el periodismo europeo, que desde hace dos temporadas consecutivas vienen ubicándolo en el podio de los tres mejores futbolistas del mundo. El diario Sport le dedica una nota titulada Messi, el Barça es tu casa y el Mundo Deportivo puso ¡Ánimo Leo!; además, ambos periódicos le dedicaron sus portadas.

Seguramente Lionel Messi siga brillando más en su club, que lo arropa y lo contiene, que en su país. Porque en el Barcelona juega en equipo, con un sistema de engranajes ya establecidos, donde no esperan que sea él quien arranque desde su área y, sin ayuda alguna, evada a los once rivales juntos -le piden que la toque, pero juega sin compañía ofensiva y rodeado por cinco marcadores-; la Selección argentina es una banda, sin funcionamiento y nadie rinde en ella, pero, claro, no todos reciben los mismos golpes.

Cerrar
Enviar por Correo