Otra goleada más del Barcelona, otro 4-1 como el que venía de endosarle al Villarreal y otra vez con Messi subiendo y bajando el telón de la victoria. La víctima fue Tenerife y se logró nuevamente sumar los tres puntos en esta instancia clave en la que, con el Real Madrid asechando desde atrás, un pinchazo puede determinar la pérdida de la Liga española, el único objetivo que sigue en la mira del Barça. Leo volvió a aportar su sublime distinción goleadora, llegó a los 31 gritos domésticos y superó un nuevo récord goleador en la historia blaugrana.

YouTube Preview Image YouTube Preview Image

Restan dos jornadas, la ventaja, hasta que Real Madrid juegue el partido de esta fecha, es de 4 unidades. Barça seguirá líder y le queda visitar al Sevilla y recibir al Valladolid. Por lo pronto, Leo superó las marcas goleadoras en un campeonato que poseían animales del gol como Mariano Martín, su ex compañero Samuel Eto´o o Romario. Por delante, sólo le queda el mítico brasileño Ronaldo, autor de 34 tantos. A esta altura, para La Pulga no hay imposibles.

17.00 hs. (arg) – 22.00 hs. (esp) – Villarreal vs. Barcelona
Estadio El Madrigal, Villarreal


No hay tiempo para elaborar el duelo por la eliminación en la Champions League, hay que pasar página inmediatamente y centrarse en la vital visita al Villarreal. Porque el Barcelona todavía lidera la carrera, en la que su único adversario es el Real Madrid, por la Liga española. Lionel Messi y sus compañeros deben afrontar un rival y un terreno que siempre es complicado y ahogar las penas de una vez. La Liga no puede escaparse.

Después del empate ante el Espanyol y la caída ante Inter, el Barcelona volvió a sonreir, gracias al triunfo 3-1 sobre el semi descendido Xerez. Lionel Messi comenzó en el banco de suplentes, acertada elección de Guardiola teniendo en cuenta que de los últimos 2160 minutos, Leo apenas había estado afuera en 57. Henry y Jeffren pusieron los primeros goles blaugranas, pero Pep igualmente tuvo que recurrir a la Pulga en la segunda parte, cuando el Xerez amagaba con complicarle las cosas al Barça. Al ratito de su ingreso, Ibrahimovic liquidó el duelo.

Leo se perdió sólo 3 partidos en la temporada. A los 50 minutos el entrenador decidió mandarlo a la cancha. Dibujó algunas jugadas pero nada más pudo probar a Renan en una acción desde afuera del área que aplacó el arquero brasileño. El Xerez es uno de los pocos equipos a los que Lionel todavía no logró marcarles algún gol en su historial. Curiosidad, en el partido de ida Leo tampoco jugó desde el arranque y también ingresó cerca de los 55 minutos. Cuando el cotejo finalizaba, el rosarino esquivó a un par de rivales, pero no pudo eludir la entrada frontal de su compatriota Alustiza, quien se fu expulsado por el ataque al `10´. Leo siempre genera algo.

Con la victoria, Barcelona sostiene su liderazgo en la Liga y puede pensar tranquilamente en el durísimo partido de entre semana contra el Inter, que decidirá si pasa o no a la final de la Champions League.

Después de 25 partidos ligueros en los que el Barcelona siempre había convertido goles, la cuenta quedó en cero en el derby contra el Espanyol. Ni Lionel Messi con su desequilibrio individual consiguió romper la valla de Kameni, rodeada con maestría por la estrategia defensiva y de presión que instaló el cuadro periquito. No consiguió el Barça imponer su juego armónico, el rival logró hacerlo desentonar e incomodarlo al máximo, algo que pocos conjuntos tienen el honor de lograr. Leo y el habitual circuito ofensivo que lo acompaña estuvieron desconectados. Así, la mayoría de las acciones filosas se lograron a través de acciones individuales. Lo mejor que regaló Leo fue una asistencia por encima de la defensa rival, que dejó solo a Xavi para cabecear -papeles invertidos-, pero el de Terraza le erró a la pelota.

Con ese resultado, el Real Madrid puede quedar a un punto del Barça, si es que gana su compromiso. Pero además de mantener el ritmo en la Liga, Leo Messi y sus compañeros tienen la cabeza puesta en la primera semifinal de la Champions League, ante otro equipo complicado de penetrar como es el Inter de José Mourinho.

15:00 hs. (arg) – 20:00 hs. (esp) – Espanyol vs. Barcelona
Estadio Olímpico, Barcelona

Tras haberse perdido el primer derby de la ciudad Condal por una pequeña lesión, Lionel Messi ya fue confirmado como titular por Guardiola para enfrentar al Espanyol, con la misión de mantener los tres puntos de ventaja en la Liga sobre el Real Madrid. Pocchettino, compatriota de Leo y entrenador del Espanyol, una vez dijo que la única forma de parar a Messi era con una escopeta. Esta vez tampoco ahorró elogios hacia su compatriota: “Es una suerte poder enfrentarse al mejor jugador del mundo; para nosotros es una gran motivación. Es lo mismo que jugar con Maradona, es algo que se tiene que disfrutar. Pero ojalá que se resfríe y no pueda venir al partido”.

Transmite ESPN para la Argentina

El Barcelona continuó su marcha ganadora y derrotó 3-0 al Deportivo de La Coruña, en una de esas actuaciones de alto vuelo en las que le rinden tributo a la esencia del fútbol. No hubo goles de Lionel Messi, pero sí una grandiosa actuación suya en la que produjo varias situaciones de gol, especialmente con un par de pases filosos y precisos para habilitar a sus compañeros. Así, La Pulga mantuvo su invicto contra el conjunto coruñés y ayudó al Barça a pisar los 83 puntos en la Liga, aun con bajas importantes como Ibrahimovic e Iniesta.

Después de romper las redes de Arsenal y Real Madrid, Leo, quien no tiene descanso y sigue con el mismo ritmo eléctrico, fue el hombre más filoso del ataque blaugrana. Aranzubia le tapó en más de una ocasión lo que pudo ser su festejo individual, aunque casi se come un gol de caño, que salvó con lo justo Laure. Entre tres rivales tuvieron que tapar a Leo, después de una corrida furiosa en la que intentaron bajarlo pero no pudieron, para abortar un nuevo golazo para la colección. De igual manera, Leo jugó uno de esos choques en los que se divierte al máximo, ya sea en sociedad con Pedro, Xavi, Bojan o Dani Alves. Lo de el rosarino fue vital sobre todo en la primera etapa; en la segunda, se dedicó más a regular energía, como todo el Barcelona, hasta que en un abrir y cerrar de ojos, el 1-0 se transformó en un 3-0 irremontable para la visita.

Cerrar
Enviar por Correo