Lionel Messi no puede estar lejos de los premios, es inevitable. Ahora le agregó a su rico palmarés individual una segunda obtención del Trofeo EFE, otorgado por la misma agencia de noticias, que lo calificó como el mejor jugador iberoamericano de la temporada pasada de la Liga española. Leo ya se había hecho dueño de este galardón en la temporada 2006/07, luego lo ganó su amigo Kun Agüero y ahora vuelve a estar en su poder, según las clasificaciones de lo realizado la campaña anterior.

“Es un orgullo para mí recibir este trofeo que tiene un doble valor, porque además de premiar el buen desempeño de una temporada, está reservado a jugadores latinoamericanos”, manifestó el crack blaugrana, y también recordó su primera consagración: “Guardo un gran recuerdo de aquel primer premio en el que estuve acompañado por el presidente Laporta, mis compañeros y mi familia”.