Con la noticia de la caída de la presidencia del Real Madrid, las elecciones futuras y los potenciales candidatos para ser presidente del equipo merengue, comenzó a circular el rumor de que Florentino Pérez, ex mandatario blanco caracterizado por sus galácticos fichajes, consideraría usar a Lionel Messi como baza electoral, como en su día lo hizo con Luis Figo, a quien terminó llevándose al Madrid, mediante la cláusula de rescisión.

“No habrá otro caso Figo, por unos cuantos años no permitiré que Leo se vaya del Barcelona”, afirmó el presidente Laporta, quien ya prepara un blindaje superior para su crack argentino.

“Yo no sé quién será el nuevo presidente del Madrid, ni siquiera si tendrá 150 millones (la cláusula de rescisión del argentino), o si Leo se querrá ir. En ese sentido, sólo me preocupa que Messi esté contento”, comentó Pep Guardiola, siempre priorizando la parte humana del jugador.

“¡Hostia! ¡No jodamos! No lo creo, Leo está muy bien aquí, donde es el mejor futbolista del mundo. Creo que aquí todo el mundo es inteligente: directiva, futbolista y técnicos y, entre todos, debemos cuidarle al máximo para que se quede”, mencionó su compañero Xavi, quien no cree que haya posibilidades de tal cambio.

Teniendo en cuenta el compromiso profundo que Leo Messi tiene con el club blaugrana, el amor incondicional y el agradecimiento que guarda para con el Barcelona, parece imposible que pase de la cumbre con su actual equipo al eterno conjunto rival.