Pese al llamado “Virus FIFA” y a jugar desde el inicio sin piezas claves como Lionel Messi, Daniel Alves y Henry, el Barcelona, con un gol de Eto´o, logró superar el obstáculo que representaba el Valladolid en el estadio Zorrilla y mantener la diferencia de puntos con el Real Madrid.

Messi, que le había pedido jugar a Pep Guardiola, estuvo en el banco de suplentes y jugó la última media hora del encuentro. Pero, además, protagonizó un peculiar contratiempo previo al duelo:  víctima del cansancio de los viajes y partidos con la Selección argentina, Leo se quedó profundamente dormido y Pepe Costa, colaborador del cuerpo técnico, tuvo que ir a despertarlo  y buscarlo para que alcanzara el vuelo hacia Valladolid.

Guardiola prefirió cuidarlo y ponerlo a los 60 minutos, en lugar de Pedro, y La Pulga tuvo un par de acciones, como una volea, pero no alcanzó para marcar más goles ante el Valladolid. Quedó el 1 a 0 establecido por Eto´o.

Ahora, a concentrarse en el importantísimo partido de Champions League ante el Bayern Múnich, que cayó goleado en la Bundesliga por 5 a 1 contra el Wolfsburgo.