Ante la explosión que ha sufrido la relación entre River Plate y Diego Maradona, por las fuertes expresiones que tuvo el entrenador para con el campo de juego del estadio Monumental, apareció la opción de jugar el clásico frente a Brasil en la cancha de Rosario Central, en la ciudad de Lionel Messi. En principio, sería una alternativa en caso de que se repita el flojo estado del césped del Antonio Liberti, pero quién sabe…

Me encantaría porque aparte de ser mi ciudad, también es bueno que la Argentina vaya por varias ciudades y que todas las ciudades también puedan ver a la Argentina”