No aparecía en los planes, pero Lionel Messi terminó ingresando a jugar media hora del encuentro de vuelta frente a Cultural Leonesa, por la Copa del Rey, y hasta se dio el gusto de anotarse en la goleada 5-0 que terminó de cerrar el pase del Barcelona a los octavos de final con un global de 7-0. Segundo tanto consecutivo, después del que le marcó al Mallorca, para ir recuperando terreno futbolístico y retomar confianza.

Terminada su participación en la paliza a Cultural Leonesa, Leo Messi voló hacia Madrid, para integrarse a la concentración de la Selección argentina, aunque, obviamente, no estuvo en la primera práctica. La Pulga, de seguro, será titular contra la selección española, por lo que se enfrentará a compañeros como Xavi, Puyol, Piqué, Busquets e Iniesta. El rosarino opinó sobre La Furía: “Todos dan como gran favorito a España, pero no es algo tan claro aún. Habrá grandes selecciones en el torneo. En el Mundial puede suceder cualquier cosa”.

Según rumorean los medios, Messi, en un nuevo encuentro con su seleccionador Maradona, tendrá una nueva charla profunda para intentar encontrar la manera de que su nivel explote con la albiceleste tanto como sucede en el Barcelona.

Además, para cerrar, recibirá la II edición del Trofeo Di Stéfano que entrega anualmente el prestigioso diario Marca, al ser escogido por sobre Iniesta, Xavi y Diego Forlán como el mejor futbolista que tuvieron todas las competencias del fútbol español durante 2009. No suficiente con eso, también ganó el premio de la revista People en español al mejor jugador del mundo y el Champions Nro. 1, otorgado en conjunto por Marca y la Gazzetta dello Sport, por ser elegido como el mejor rendimiento de la Champions League.