17.00 hs. (arg) – 22.00 hs. (esp) – Villarreal vs. Barcelona
Estadio El Madrigal, Villarreal


No hay tiempo para elaborar el duelo por la eliminación en la Champions League, hay que pasar página inmediatamente y centrarse en la vital visita al Villarreal. Porque el Barcelona todavía lidera la carrera, en la que su único adversario es el Real Madrid, por la Liga española. Lionel Messi y sus compañeros deben afrontar un rival y un terreno que siempre es complicado y ahogar las penas de una vez. La Liga no puede escaparse.

Una sensación que hasta el momento apenas había conocido el Barcelona, sobrevuela el Camp Nou. Angustia, porque no se pudo llegar a los dos goles necesarios para pasar a la final. El Inter realizó un planteo cerrojo con todos sus hombres en su campo para no darle a Lionel Messi ni a sus compañeros un centímetro en la zona de peligro. Totalmente espesado por el dispositivo rival, no hubo la chispa que caracteriza a este Barça ni a Leo Messi. El resultado global de 3-2 en favor de los italiano deja a La Pulga sin la posibilidad de ganar nuevamente la Champions League. Es el final del recorrido europeo. No siempre se puede ganar. Una lástima, aunque igual de orgullosos de siempre de un Barcelona que terminó de pie, buscando ese último gol que hacía falta para acceder a la final. Queda ir por la Liga y que Leo consiga ser el goleador doméstico y a nivel mundial.

Es hora de intentar una nueva gesta, una misión compleja hasta el límite. Lionel Messi y sus compañeros deben dar vuelta el 3-1 de la ida, acompañados por todo el público del Camp Nou. Nadie puede reprocharle algo a este histórico Barcelona. De lograr vulnerar a este Inter que sabe cerrarse como una bóveda, se habrá escrito otro glorioso capítulo en la historia blaugrana.

Después del empate ante el Espanyol y la caída ante Inter, el Barcelona volvió a sonreir, gracias al triunfo 3-1 sobre el semi descendido Xerez. Lionel Messi comenzó en el banco de suplentes, acertada elección de Guardiola teniendo en cuenta que de los últimos 2160 minutos, Leo apenas había estado afuera en 57. Henry y Jeffren pusieron los primeros goles blaugranas, pero Pep igualmente tuvo que recurrir a la Pulga en la segunda parte, cuando el Xerez amagaba con complicarle las cosas al Barça. Al ratito de su ingreso, Ibrahimovic liquidó el duelo.

Leo se perdió sólo 3 partidos en la temporada. A los 50 minutos el entrenador decidió mandarlo a la cancha. Dibujó algunas jugadas pero nada más pudo probar a Renan en una acción desde afuera del área que aplacó el arquero brasileño. El Xerez es uno de los pocos equipos a los que Lionel todavía no logró marcarles algún gol en su historial. Curiosidad, en el partido de ida Leo tampoco jugó desde el arranque y también ingresó cerca de los 55 minutos. Cuando el cotejo finalizaba, el rosarino esquivó a un par de rivales, pero no pudo eludir la entrada frontal de su compatriota Alustiza, quien se fu expulsado por el ataque al `10´. Leo siempre genera algo.

Con la victoria, Barcelona sostiene su liderazgo en la Liga y puede pensar tranquilamente en el durísimo partido de entre semana contra el Inter, que decidirá si pasa o no a la final de la Champions League.

No fue nada sencillo el paso por Italia, en la derrota por 3-1. El Barcelona fue maniatado por el Inter y Lionel Messi -apenas pudo probar a Julio César una vez- no consiguió romper la incansable marca que los italianos le propinaron, además de algunas acciones ásperas que el árbitro, de tendencia localista, prefirió obviar. Ni Leo logró ser el fulgurante atacante que derriba defensas ni el Barça consiguió hacer pesar su poderío colectivo. Pero la historia no está cerrada, restan 90 minutos en el Camp Nou, en casa, para que el cuadro blaugrana y Leo Messi se tomen revancha de la asfixia interista e intenten dar vuelta este resultado adverso. Será duro, pero si hay un jugador y un equipo en el mundo capaz de aprobar sobresalientemente exámenes imposibles, esos son Messi y el Barça.

15.30 hs. (arg) – 20.30 hs. (esp) – Inter vs. Barcelona
Estadio Giuseppe Meazza, Milán

Confirmado Leo Messi como titular, la duda pasará por si vuelve a la banda derecha dejándole el centro a Ibrahimovic o sigue actuando por el medio del ataque blaugrana o detrás del delantero punta.

Cerrar
Enviar por Correo